Salvemos el Gimnasio Social Sant Pau!

Por Gimnasio Social Sant Pau SCCL

/var/www/coopfunding/data/www/coopfunding.net/wp-content/uploads/2016/11/santpau.jpg

Gimnàs Social Sant Pau SCCL – 75 años haciendo barrio.

Alma, corazón y vida…
Un gimnasio que nunca ha tenido un no como respuesta.

Otra vez nos toca luchar. Lo hemos hecho cada día al subir la persiana.
Estar en el Barrio del Raval da carácter; el mismo que nos impulsó hace ya 6 años, para responsabilizarnos de la gestión del Sant Pau, junto a sus deudas. Trabajadores y trabajadoras que llevaban más de veinticinco años creyendo e implicándose en el proyecto, se hicieron con las riendas del Gym, descuidado por unos propietarios que prefirieron dejar un legado descapitalizado por la compra de activos mobiliarios y lleno de deudas.

No fue un problema. Como hacen las buenas familias nos unimos, apretamos los dientes y comenzamos a caminar… a nuestra manera.

En estos últimos seis años escuchando, preguntando, oyendo al barrio y a sus vecinos y vecinas, hemos ido dando solución a todas las demandas que hemos sido capaces. Seguro que se nos han escapados mil oportunidades de mejora, pero esas pequeñas cosas que hemos sabido atender nos han regalado mucha magia, nos ha convertido en un gimnasio con alma, donde todo el mundo tiene su cabida. El Sant Pau es casa de todos y todas.

Esta oportunidad de cambio y mejora, de incidir en el territorio entendiendo el comercio de proximidad como oportunidad de transformación de barrios y municipios, nos ha guiado siempre en el camino hasta convertirnos en la Cooperativa sin ánimo de lucro que a día de hoy somos.

Explicar el Gimnasio Social Sant Pau a alguien que no lo conozca no es fácil. Su composición con un 65 % de migrantes, socios sin techo, la señoras Marías de toda la vida, socios con más de 25 años de antigüedad, lo mejor y lo peor del Raval nos da un bendita complejidad:

  • El tener horarios especiales en Ramadán,
  • Vestuarios trans,
  • Ser el único gimnasio del Raval en el que puedes apuntarte sin tener regularizado los papeles,
  • Adolescentes con acceso al gimnasio a cambio de un seguimiento de su expediente escolar,
  • Dejar dos meses de carencia a la gente que no puede pagar,
  • Cuando nos han dicho que no podían pagarlos preguntar cuanto podía, etc…

Nos ha dado singularidad.

Que hayamos desarrollado una acción social dónde mas de 400 niños en riesgo de exclusión hayan disfrutado de las instalaciones de forma gratuita y otras 300 personas de colectivos desfavorecidos lo hagan cada año. Nos ha dado alma.

Está acción social se ha estructurado con convenios con el Casal d’Infants del Raval, Generem, Acathi y la Casa del Reces. Y otros más informales que nacen de la constante asertividad como respuesta.

Hace un año casi tiramos la toalla pues la subida del IVA cultural, la continua subida de consumos básicos (hoy estamos en casi 6000 € mensuales) y seguramente una gestión mejorable, nos hicieron ir al Distrito y exponer que nos ayudasen o tendríamos que cerrar.

BeC, ERC y la CUP a nivel de distrito nos dieron su apoyo desde un buen principio.
El Govern del Distrito hace un año nos prometió una ayuda económica “5 % del presupuesto del gimnasio” que hoy ha llegado. Se sumó el Comissionat d’económia social y a la vez Barcelona Activa. Y de la mano de Ferrán Aguiló también el mundo cooperativista.

Con esta ayuda decidimos centrarnos en pagar sueldos y consumos frente a los alquileres, esperando que en unos meses llegará la ayuda y entonces afrontar los alquileres. Al haber tardado un año en concretarse, la decisión que tomamos se ha manifestado totalmente errónea. Nostra culpa.

Desde la cooperativa Cop de mà se hizo un plan de viabilidad externo, el cual confirmaba la viabilidad del proyecto.

La estrategia tenia una parte fundamental: nuestro paso a Cooperativa sin ánimo de lucro. Hoy ya lo somos.

La propiedad nos ha denunciado y afrontamos una demanda de desahucio el 19/11/2016 y la ejecución el 1 de enero. La propiedad es la familia Samaranch y sus abogados Quatrecases. No son enemigos (interlocutores) pequeños.

Nuestra propuesta es la siguiente: ponernos al día en 15 días y continuar. La suya, que paguemos y nos marchemos.

La paradoja es que los trabajadores no podemos capitalizar los paros sin tener la certeza que podremos continuar y negociar un préstamo con Coop57 que garantizarían nuestra continuidad a nivel económico. Disponemos de fondos pero necesitamos la certeza de la continuidad para acceder a ellos.

A nivel de partidos del barrio hay acuerdo de comprar la finca y hacer pisos sociales, pero la guerra que se vive por los presupuestos hace parecer que lo que se decide en el barrio quede obstruido por lógicas de partido y cálculo electoral.

Necesitamos apoyo en varios frentes y tenemos hasta finales de Noviembre para conseguirlo:

  • Adhesiones al manifiesto de apoyo.
  • Promover una campaña mediática para que la familia Samaranch acepte nuestro pago y la continuidad del proyecto-
  • Instar a los partidos a que se sumen y salven un proyecto que lleva años llegando a espacios y problemas dónde no han podido llegar otros…
  • Cooperar en la campaña de captación de socios solidarios.

Muchas gracias, venceremos!

Share Button

(Disponible también en: Catalán)

  1. Victoria Garcia
    20.00€
  2. Jesús Martín Toribio
    15.00€
  3. Sergi Falcó
    25.00€
  4. ECOS SCCL GRUP COOPERATIU
    100.00€
  5. Núria Esponellà Puiggermanal
    50.00€
  6. Ignasi Llorens Irisarri
    50.00€
  7. Gloria Justel
    100.00€
  8. g bg
    10.00€
  9. Laura Sigüenza
    20.00€
  10. tiphaine leurent
    30.00€
  11. Irene Bermell
    20.00€
  12. Arantxa Gonzalez Santolaria
    20.00€
  13. Raúl
    20.00€
  14. Anna Mestres
    10.00€
  15. Eric Sancho
    10.00€

This Campaign has ended. No more pledges can be made.